Sin duda alguna decorar el escaparate es clave para tu éxito.

Antes de montar el escaparate tienes que sacar tu lado creativo y buscar ideas para ambientar la exposición.

También se transmite una imagen propia que ayuda a diferenciarse de la competencia; incluso gracias al impacto visual puedes conseguir que clientes nuevos se fijen en tu tienda.

En realidad, decorar el escaparate es mucho más que poner cosas bonitas.

Por ejemplo, el tipo de adorno que elijas, su estilo, su diseño, su color…
Tienen que tener coherencia con la imagen que ya transmites desde el interior. Si lo haces así, además de promocionar un producto en concreto en el escaparate, promocionas toda la tienda.

Si en algo notamos la llegada de la primavera  es porque los escaparates cambian de color. De la noche a la mañana pasamos de los grises, marrones y negros del invierno a los fucsias, morados, amarillos, azules y verdes.

Por eso hoy queremos dedicar este blog al escaparatismo primaveral, con ideas para decorar escaparates en esta estación tan alegre.

Para decorar un escaparate en primavera, el recurso más obvio son las flores, dado que son el elemento más característico de la estación y sus múltiples tonos y formas permiten jugar con ellas de distintas maneras.

Lo importante no es resaltar los elementos decorativos sino el producto en venta: los primeros sirven de gancho para atraer la mirada del cliente y que éste entre en la tienda.

Si prefieres crear el foco en los maniquíes, también los puedes vestir de primavera, y utilizar  otros elementos característicos de esta estación…

 

 

 

Y por supuesto, todo ello sin olvidarnos de una buena iluminación que resalte puntualmente los elementos que desees o que provoque un ambiente especial: Luces desde abajo, luces a los lados, luces cálidas, luces frías, elementos retro iluminados, lámparas de colores que simulan flores… ¡No sabes lo que cambia un escaparate según el tipo de iluminación que se le dé!

El escaparate, por lo tanto, sirve para fomentar las ventas e incide en la imagen del establecimiento, ya que se encuentra en su fachada. Muchas veces, el primer contacto que tiene el cliente con la tienda es a través de este espacio, lo que resalta la importancia de diseñarlo basándose en una estrategia comercial clara.

 

Deja un comentario